copia, opinión

Plagios y licencias

Últimamente están ploriferando en Internet  muchas legislaciones nuevas acerca de los derechos de autor. Sinceramente, creo que nadie está tomando el problema como es y nadie está enfocando las cosas de una manera adecuada.

Hasta hace poco, Internet era un hervidero de contenidos que se subían después de haber pasado los protocolos pertinentes en el mundo real. Pero todo eso ha ido cambiando a unos pasos agigantados y ahora es tal la velocidad con la que se necesitan las cosas y la cantidad de contenidos que se van “creando”, que la red necesita otros métodos y otros sistemas para su regulación, es más, aplicaría la palabra autorregulación. El problema es que nadie se quiere deshacer de ese pastel,  a los abogados y procuradores no les interesa hacer de éste un proceso sencillo para no perder tiempo y adaptar la velocidad del registro de los derechos de autor a la celeridad con la que se transmite en la web. Y digo “creando”, entre comillas, porque sobre eso habría mucho que discutir, yo soy de los que piensa que las grandes ideas vienen en un carro tirado por burros y no llegan en un ferrari reluciente a la velocidad de la luz, no, no creo que las prisas de la web o de las empresas sean buenas para un contenido eficaz. Es  lo que hablaba Gila  de los tours por varios países europeos riéndose con cierta ironía de nuestra incapacidad por asumir y degustar algo concreto,  nuestra necesidad de lo mucho y poco bueno.

Todo esto viene porque recientemente he leído que una marca concreta unno, supuestamente ha plagiado un diseño licenciado con creative commons. Nunca me he fiado de este tipo de licencias y en este caso se han confirmando mis sospechas. Aún así yo sigo pensando muchas cosas acerca del diseño  y los plagios, habría que afinar mucho acerca de lo que es o no una copia, quizás por lo que ya os digo, los procesos no están bien realizados, todo va deprisa y sin control ninguno en muchos aspectos que autogeneran la originalidad de algo en base a otro. Pero todo eso se salta y se hace sin ningún compromiso. En estos tiempos es demasiado fácil diseñar, legislar etc y digo que es demasiado fácil, porque a nadie le interesa que se haga bien.

De momento la cosa está difícil, la licencia creative commons no creo que valga mucho en el caso en que unno haya registrado ese diseño por la vía normal, ya os digo, este país y creo que ninguno está preparado para asumir la velocidad con la que se deberían gestionar los derechos intelectuales ( menos los de los cantantes, parece ser que ellos son los intelectuales más imporatntes, al menos los que mas dinero facturan ).

Aún así, yo sigo en mis teorias de que no por más es mejor, que se generen los contenidos realmente útiles, pasen los controles y filtros que pasen, se tarde el tiempo que se tarde. Lo que nos ha traido internet son las prisas, pero las prisas no son buenas para el corazón y parece que ahora también para el papel, las ideas y el lápiz.

Estándar

5 thoughts on “Plagios y licencias

  1. Bueno, no conviene mezclar. Es un presunto plagio y un abogado podría comentar mucho mejor qué pasa. No obstante Creative Commons se basa en las leyes de Copyright y de hecho el derecho sobre una obra no nace de su inscripción sino de la creación. Sí es cierto que para probar la autoría sobre una obra -original- es conveniente reunir cuantas pruebas se puedan de autoría y sí es cierto que con licencias CC y otras copyleft en general existía un vacío en Internet que llenase esta necesidad. Yo trabajo para una de esas empresas pero hay más y están surgiendo nuevas: http://www.plagiarismtoday.com/2009/11/20/5-copyright-verification-services-compared/
    Es decir que sí hay un problema pero también hay soluciones basadas en Internet y que pueden ayudar a minimizar los problemas y las incertidumbres.

  2. javierlopezdeancos dice:

    pues me alegro que surgan pprofesionales que “de verdad” se encarguen de solucionar estos problemas legales🙂. Son necesarias para el aprovechamiento adecuado de los medios. A ver si este chico se pone en contacto con alguna de ellas para resolver su problema.

    De todas formas el artículo hablaba que, desde el punto de vista del diseño, quizás deberíamos adoptar, los diseñadores, una responsabilidad con nuestro trabajo, mucho más importante a la hora de crear, aún cuando las leyes estén ahí para todo este tipo de problemas. Muchas gracias por tu comentario aclaratorio, me ha servido para obtener una documentación mucho mayor sore el tema.
    saludos

  3. En efecto, al final lo importante para protegerse es recabar información y sobre todo ser capaz de informar en Internet de autoría y derechos. Son muchos los aspectos a tener en cuenta y muchos más en lo que a tendencias se refiere. Pasamos de un entorno analógico a uno digital y eso hace que muchas de las costumbres y conceptos que teníamos ya no sirven o son de escasa utililidad.
    En SafeCreative al menos intentamos analizar las necesidades de los creadores y adaptarnos a dichas necesidades. Es complicado porque tener en cuenta esta realidad social y crear algo suficientemente riguroso como para poder ser judicialmente útil es muy difícil.

  4. Tienes un lío de mucho cuidado, amigo. Debes entender bien lo que es una licencia libre antes de publicar opiniones como esta. El artículo tiene tantos errores de bulto que da pereza ponerse a enmendar. Es un opinódromo sin el menor fundamento. Te recomiendo encarecidamente que que aprendas algo sobre el tema que quieres comentar antes de hacerlo. Investiga, curiosea. Hay muchísima documentación en la red.

    • javierlopezdeancos dice:

      Bueno Aitor, supongo que el lío del que hablas es lógico, te recomiendo que pases por el enlace en cuestión del que hablo y verás tú mismo que no hay muchos que lo tengan más claro. Sobre las licencias (No libres unicamente, simplemente las nuevas licencias capaces de atender las demandas para los nuevos medios), sólo di mi opninión acerca del asunto, en ningún caso me refiero a que no sean útiles, ni las libres ni las no libres, me parece que estás enfocando las cosas como un tema de liencias y el artículo para nada habla de eso. Tán sólo hablo de la prisa y la velocidad con que se hacen algunas cosas, y que por esta prisa se adoptan métodos, que como tú bien dices, o son demasiado complejos, o habría que investigar y documentarse con calma, de esa paradoja estaba yo hablando, no creo que de mucho más, porque como bien apuntais, no soy ducho en la materia, ni lo pretendo.
      Pero vamos, que como bien dices, es una opinión, donde digo “creo”, es simplemente eso, no estoy afirmando que así sea.
      Pero vuelvo a recalcar, que el problema radica en el desconocimiento, como el mio, ante unos procedimientos, que deberían ser más sencillos y ágiles, como bien dice Mario, adaptarse a las necesidades de los creadores, como en este caso, en el que hay bastante confusión sobre el tema.
      Muchas gracias por tu comentario, pero sigo pensando que, aún con errores, el post estaba enfocado a hablar sobre otras cosas que no son estrictamente las licencias, estaba encaminado a hablar de las prisas y de que además de crear licencias, profesionales y métodos que las gestionen, desde el punto de vista de un diseñador, recalcar la necesidad, como bien dices, de leer, documentarse y tomarse el tiempo necesario antes de subir un contenido a la web, asegurando su utilidad, y por supuesto, que a este chico se le informe de los pasos a seguir en todo este tema para hacer valer su licencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s