copia, opinión

Plagios y licencias

Últimamente están ploriferando en Internet  muchas legislaciones nuevas acerca de los derechos de autor. Sinceramente, creo que nadie está tomando el problema como es y nadie está enfocando las cosas de una manera adecuada.

Hasta hace poco, Internet era un hervidero de contenidos que se subían después de haber pasado los protocolos pertinentes en el mundo real. Pero todo eso ha ido cambiando a unos pasos agigantados y ahora es tal la velocidad con la que se necesitan las cosas y la cantidad de contenidos que se van “creando”, que la red necesita otros métodos y otros sistemas para su regulación, es más, aplicaría la palabra autorregulación. El problema es que nadie se quiere deshacer de ese pastel,  a los abogados y procuradores no les interesa hacer de éste un proceso sencillo para no perder tiempo y adaptar la velocidad del registro de los derechos de autor a la celeridad con la que se transmite en la web. Y digo “creando”, entre comillas, porque sobre eso habría mucho que discutir, yo soy de los que piensa que las grandes ideas vienen en un carro tirado por burros y no llegan en un ferrari reluciente a la velocidad de la luz, no, no creo que las prisas de la web o de las empresas sean buenas para un contenido eficaz. Es  lo que hablaba Gila  de los tours por varios países europeos riéndose con cierta ironía de nuestra incapacidad por asumir y degustar algo concreto,  nuestra necesidad de lo mucho y poco bueno.

Seguir leyendo

Estándar